7 tips para equilibrar tu energía y alcanzar tus objetivos

7 Tips Efectivos para Maximizar tu Productividad

¿Quieres mejorar tu productividad y lograr tus objetivos más rápido? En este artículo, exploraremos cómo equilibrar tu energía puede ser clave para tu éxito.

Gregorio Marañón, un destacado intelectual español del siglo XX, nos legó valiosas reflexiones sobre la energía y su impacto en nuestras vidas. Su visión de que la energía positiva ilumina mientras que la negativa apaga, sigue siendo relevante en la búsqueda del equilibrio personal y la productividad.

Cuando hablamos de energía positiva, nos referimos a una energía que nos impulsa hacia adelante, que nos motiva, nos llena de entusiasmo y nos ayuda a enfrentar desafíos con determinación y optimismo. Es esa chispa interior que nos hace sentir vivos y capaces de lograr grandes cosas. Por otro lado, la energía negativa representa todo aquello que nos limita, nos desanima y nos hace sentir estancados o derrotados ante las dificultades.

Cuando utilizamos la energía de forma positiva, somos capaces de alcanzar nuestros objetivos, superar obstáculos y aprovechar al máximo nuestro potencial. Esta energía nos impulsa a tomar acción, a ser proactivos y a buscar soluciones creativas a los desafíos que se presentan en nuestro camino. Además, nos ayuda a mantener una mentalidad positiva y resiliente, lo cual es fundamental para mantener la motivación y la perseverancia a lo largo del tiempo.

Por otro lado, cuando permitimos que la energía negativa tome el control, corremos el riesgo de sabotear nuestros propios logros y resultados positivos. Esta energía nos lleva a adoptar una mentalidad derrotista, nos llena de dudas e inseguridades, y nos hace ver los problemas como obstáculos insuperables en lugar de oportunidades de aprendizaje y crecimiento. En este sentido, la energía negativa puede convertirse en un verdadero freno para nuestro progreso y desarrollo personal.

Niveles de Energía y Productividad

Todos manejamos la energía a elección propia de forma positiva o negativa, y también a distintos niveles; podríamos tener altos niveles de energía o bajos niveles de energía. Las personas que usan su energía de forma positiva y tienen altos niveles de energía, parecen personas incansables, se muestran positivas y con nuevos planes. 

Se convierten en imanes de cosas positivas para sus vidas, porque donde ponen su atención, es donde enfocan su energía y donde ponen su energía, materializan lo que desean. Cabe aclarar que no para todos es deseable vivir todo el tiempo con altos niveles de energía. Hay quienes eligen una vida mucho más tranquila, con niveles de energía más bajos, porque así se sienten bien. 

Es importante que estés consciente de que el nivel de energía que manejes es una elección personal, así que si tus niveles de energía no te están llevando hacia donde quieres ir, es bueno que te replantees si debes subir o bajar tu nivel de energía, y también si estás usando la energía como decía Gregorio Marañón: para iluminar o para apagar tus sueños. 

Si eliges tener energía de Gozo, Paz, Alegría, Amor y te lleva hacia donde quieres ir, entonces estás en el camino correcto. Si eliges tener una energía de Razonamiento, Aceptación, Voluntad, Neutralidad, Valor, Orgullo y te lleva hacia donde quieres ir, entonces también está bien. Pero si te sientes atorado y puedes hacerte consciente de que estás eligiendo las energías de Ira, Miedo, Dolor, Apatía, Culpa o Vergüenza, entonces también cuestiónate tu elección. 

Estos son solo algunos ejemplos, obviamente esta escala no está completa ni abarca todas las energías que puedes generar, solo quise hacer una breve representación de que hay diferentes tipos de energía para que cada quien pueda identificar qué energías está eligiendo manejar. Si te diste cuenta de que manejas muchas energías que te están atorando, y además las manejas en un nivel alto, hoy te quiero compartir 7 tips que te ayudarán a equilibrarte con energías más positivas y que te harán sentirte más equilibrado:

Estrategias para un Equilibrio Energético

1. Elige tu propia realidad: Esta afirmación resalta el poder de nuestra percepción y enfoque en la vida. Cuando nos centramos en lo negativo, como los problemas o las dificultades, tendemos a atraer más energías negativas a nuestras vidas. Por el contrario, cuando nos enfocamos en lo positivo, como nuestras metas, sueños y aspectos gratificantes de la vida, atraemos más energías positivas. Esto se debe a que nuestra mente y emociones son como imanes que atraen experiencias y situaciones acordes a nuestra vibración energética.

2. Comida saludable y alcalina: La alimentación juega un papel crucial en nuestra salud física y emocional. Consumir alimentos saludables y alcalinos, como frutas, verduras, granos enteros y agua, no solo nos brinda nutrientes esenciales, sino que también impacta positivamente en nuestro estado de ánimo y energía. Estos alimentos promueven un equilibrio en nuestro cuerpo, lo cual se refleja en una mayor vitalidad y bienestar emocional.

3. Perdona y remueve: El perdón es una herramienta poderosa para liberarnos de cargas emocionales y elevar nuestra energía. Al dejar ir resentimientos, rencores y culpas, abrimos espacio para emociones más positivas como la gratitud, la aceptación y el amor propio. Esto nos ayuda a incrementar nuestros niveles de energía y nos permite avanzar con mayor ligereza y claridad hacia nuestros objetivos.

4. Frases de poder: Nuestro diálogo interno y las palabras que repetimos constantemente tienen un impacto profundo en nuestra forma de pensar y sentir. Al repetir frases que nos empoderen y nos hagan sentir bien, como afirmaciones positivas o mantras, podemos reprogramar nuestra mente y crear nuevos patrones de pensamiento positivo. Esto fortalece nuestras conexiones neuronales asociadas con la felicidad, la confianza y la autosuperación.

5. Meditación y enfoque en la respiración: La práctica de la meditación y la atención plena nos ayuda a conectar con nuestro ser interior y a encontrar calma y claridad mental. Al enfocarnos en la respiración, traemos energía a nuestro centro del corazón y nos conectamos con lo positivo en nuestro entorno y dentro de nosotros mismos. La gratitud que surge de estas prácticas aumenta nuestros niveles de energía y nos brinda una sensación de plenitud y paz interior.

6. Evita las redes sociales y TV: Si bien las redes sociales y los medios de comunicación nos mantienen informados, también pueden ser fuentes de estrés, ansiedad y negatividad. Evitar el exceso de tiempo en estas plataformas y en la televisión nos permite proteger nuestro mundo interno de la información negativa que puede contaminar nuestros pensamientos y emociones. En su lugar, podemos buscar información necesaria y positiva que nutra nuestra mente y espíritu.

7. Ayuda a otros a sentirse dichosos: La generosidad y la empatía hacia los demás no solo benefician a quienes ayudamos, sino que también elevan nuestra propia energía y bienestar. Realizar actos de bondad y amabilidad nos conecta con sentimientos de alegría y satisfacción, fortaleciendo nuestras conexiones emocionales positivas y aumentando nuestra energía vital. La reciprocidad de la ayuda que brindamos se refleja en un aumento directo de nuestra propia felicidad y bienestar.

En conclusión, es importante ser conscientes de qué niveles de energía manejamos y cómo la usamos. Cuando elegimos manejar nuestra energía de forma positiva, podemos lograr grandes cosas y convertirnos en imanes de cosas positivas para nuestras vidas. Cada uno de nosotros tiene la libertad de elegir el nivel y tipo de energía que quiere manejar. Por lo tanto, es fundamental estar atentos a nuestros niveles de energía y replantearnos si estamos usando la energía para iluminar o apagar nuestros sueños. Si te encuentras manejando energías negativas que te están deteniendo, recuerda estos siete tips que te acabo de compartir. Al seguir estos simples consejos, puedes aumentar tus niveles de energía y vivir una vida más positiva y plena.

follow us in feedly

Compartelo en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te interesan estos temas, recibe mi Newsletter semanal por LinkedIn

Otras notas que te pueden interesar