Meditación en los negocios

Las técnicas de meditación nos permiten un momento de reflexión que fortalece nuestro autocontrol emocional.

¿Qué beneficios obtiene un empresario que medita? ¿Cómo se comportan tus ondas cerebrales? ¿Cuál es el nivel de ondas adecuado para potencializar tu mente y tu negocio?

 

Los beneficios que obtiene un empresario con la meditación son entrar a las diferentes frecuencias de ondas cerebrales, les describiré 4 en particular: las ondas Beta, las ondas Alpha, las ondas Theta y las ondas Delta.

Las ondas Beta son aquellas que tienen una frecuencia entre 13 y 32 Hz y se generan cuando estás en un nivel completamente alerta, estás pensando o estás concentrado o estás preocupado o haciendo algo, el punto es que tu mente está ocupada. No es un espacio en el cual nuestro cuerpo pueda recuperarse o descansar. Estás completamente alerta y despierto. Esto no tiene una connotación positiva ni negativa, simplemente es un estado muy activo. Si hiciéramos un juego de imaginación para hacer una similitud de las ondas Beta dentro de una casa, entonces el lugar en el que se hallarían es la cocina: es un lugar ocupado, ruidoso, con reacciones químicas sucediendo, aromas, sabores, colores, todo se está combinando porque se está cocinando algo.

Las ondas Alfa son aquellas que tienen una frecuencia entre 8 y 13 Hz y se generan cuando estás entrando en un nivel meditativo. Es cuando logramos tranquilizar la alocada plática en nuestra mente y relajarnos. Es la entrada a niveles de conciencia profundos, donde el subconsciente comienza. Aquí el cuerpo puede recuperarse porque tiene un espacio ideal para sanarse, un estado de relajación que le permite ejecutar las funciones de recuperación necesarias. Si quisiéramos ubicar el estado Alfa dentro de una casa, sería la sala: donde nos sentamos en un cómodo sillón, donde estamos conscientes de lo que está pasando a nuestro alrededor, escuchamos y vemos a la gente, niños y perro andar por la casa, pero sólo desde un lugar de observación y tranquilidad.

Las ondas Theta son aquellas que tienen una frecuencia entre 4 y 8 Hz. Se generan cuando entramos en este espacio de estar entre dormido y despierto. Es un lugar al que nos gustaría estar cuando meditamos, de hecho, cuando haces meditación es fácil darse cuenta cuando estás en Alfa y cuando pasas a Theta porque sientes que te estás quedando dormido. Conforme practicas más y más la meditación, es más sencillo descender tus ondas cerebrales a estos niveles. Para algunos no es fácil acceder a este estado, si fuese tu caso, una buena idea es hacer meditaciones más largas, al menos de 20 minutos para lograr que tu mente ceda. Este estado es buenísimo para el cuerpo porque el cortisol baja, el sistema inmunológico empieza a funcionar como debería, el proceso de reparación y rejuvenecimiento se ejecuta y duermes mejor. Si quisiéramos ubicar este estado Theta en una casa, sería un sauna (que aquí en Latinoamérica no es un lugar que las casas normalmente tengan, pero si le preguntan a un finlandés, verán que todos tienen un sauna en su casa). El sauna es un lugar donde hay silencio, tranquilidad, calorcito, calma, absolutamente nada te distrae, no hay nada que observar a tu alrededor, simplemente estar.

Las ondas Delta, son aquellas que tienen una frecuencia entre 0.5 a 4 Hz. Este es el nivel más profundo, es cuando entramos a un hondo sueño. Este espacio es increíblemente restaurador y rejuvenecedor porque aquí es cuando tu cuerpo está 100% concentrado en su sanación y recuperación. Un sueño profundo te ayuda a detener el envejecimiento y te da acceso a un estado totalmente inconsciente. Aquí sí ya te desconectaste totalmente del mundo exterior. Cuando practicas regularmente la meditación este estado comienza a ser fácil de acceder cuando te vas a dormir. También se ha demostrado que recuerdas más sueños y que son sueños cada vez más placenteros.

Beneficios que obtiene un empresario con la meditación

Muchos grandes líderes empresariales enriquecen su vida laboral con alguna técnica de meditación. Algunos la aplican derivado de su vida espiritual, lo cual va desde la oración hasta formas de autoconocimiento más filosóficas.

Cuando como empresarios hacemos meditación obtenemos muchos y múltiples beneficios. De entrada, casi todo el día nos la pasamos en estado de ondas Beta y lo que hacemos con técnicas de relajación y respiración es bajarlas a un nivel Alfa e incluso Theta, lo cual clarifica nuestros pensamientos y nos regresa sensación de paz y equilibrio naturales.

Tal vez el signo más claro, aunque invisible, es que las técnicas de meditación nos permiten un momento de reflexión que fortalece nuestro autocontrol emocional. Cuando encuentras un momento para estar en silencio y en reflexión, te haces más consciente de lo que sientes, de lo que piensas y esto te permite responder de manera mucho más ecuánime a las situaciones, ya no de una manera tan impulsiva como normalmente estás acostumbrado. El autocontrol es la capacidad de manejar de manera adecuada las emociones y los impulsos conflictivos, lo que se refleja en una mejor relación con la gente, tanto empleados como proveedores, clientes y otros involucrados en el funcionamiento de tu negocio, te permite llegar a mejores acuerdos, crear un clima de cordialidad y tomar mejores decisiones.

follow us in feedly

Compartelo en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te interesan estos temas, recibe mi Newsletter semanal por LinkedIn

Otras notas que te pueden interesar